Seleccionar página

Reflexiones

Quien escribe

Jorge Echeandía

Experto en errores, malos negocios y rutas perdidas. Permanente aprendiz de la vida, el amor, la felicidad y otros misterios.

La ira: un pequeño cerillo o un incendio fuera de control

Las emociones son la forma en las que nos relacionamos con el mundo, aparecen en nuestro panorama mental ante determinados estímulos. Situaciones o circunstancias que enfrentamos generan emociones en nuestra mente acordes a la forma en que las percibimos. Si vivimos...

¿Se puede perdonar todo?

¿Se puede perdonar todo?

¿Se puede perdonar todo? ¿Existe un límite entre aquello que podemos perdonar y aquello que definitivamente no merece nuestro perdón? Es un hecho que las personas nos equivocamos, en ocasiones nuestras palabras o nuestras acciones causan daño a las otras personas....

¿Y si haces tu vida más simple?

¿Y si haces tu vida más simple?

¿Es tu vida más complicada que lo necesario? Es una pregunta que merece nuestra atención. Lo que sucede en muchos casos es que las complicaciones innecesarias en nuestra vida, hacen que nos pasemos la mayor parte del tiempo ocupados física y mentalmente, en nuestro...

Cuando el silencio es la mejor respuesta

Cuando el silencio es la mejor respuesta

Cuando una persona encolerizada se dirige a ti, te ataca, te insulta o te reclama airadamente por algo, lo que se suele hacer es defenderse de inmediato; responder el ataque, ya sea reclamando nuestros derechos o en ocasiones devolviendo el ataque. Ese puede ser el...

La manía de clasificar

La manía de clasificar

¿Has notado que cuando piensas en las personas que conoces, puedes distinguir tres grupos en los que las tienes "clasificadas"? Están quienes "te caen bien", aquellas personas con las que te agrada pasar el tiempo; están aquellos que "no te caen bien", personas que...

¿Pedir perdón?… ¿Yo?…

¿Pedir perdón?… ¿Yo?…

En alguna oportunidad hace algún tiempo, le di un consejo a mi hija adolescente que acababa de tener una discusión con su mamá. Le dije: pídele perdón. ¿Pedir perdón?... ¿Yo?... Fue su respuesta. Visiblemente sorprendida ante lo que aparentemente era una sugerencia...